viernes, 3 de junio de 2016

Muerte como liberación del alma


Desde niña vi la muerte desde un punto netamente pesimista, pero mientras pasa el tiempo y las tragedias me van abordando, me digo a mi misma que quizás no sea tan malo. Lo explicaré con una metáfora. La sordera, incapacita la actividad auditiva del cuerpo, y es una de esas indeseadas cosas en las que todos llegamos a pensar que puede que un día nos ocurra. Así, la imaginación actúa como verbo donde nos visualizamos sin poder escuchar una hermosa melodía, nuestra canción favorita o la voz de la persona que ama. Sin embargo, tampoco podrás oír los gritos, comentarios destructivos y dolorosas afirmaciones que agresivamente salen de la boca de las personas. De esta manera, quizás la muerte sea igual, quizás después de toda la odisea recorrida la muerte sea solo una liberación del alma, quizás después de todo no sea tan mala, porque tal vez una vez que deje de respirar y aparte lo bueno que me rodea y me mantiene viva, también le pueda decir a dios a las torturas con las que vivo cada día. 

1 comentario:

  1. El tema de la muerte es muy complicado,muchas veces hablamos desde el dolor porque claro sufres por la pérdida de otra persona pero hablar de suposiciones en cuanto a tu propia persona es fácil cuando estás dolida pero implica muchos factores. La liberación sin duda será del que se va porque los que se quedan...están más que encadenados.

    Un abrazo
    http://caritrini.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Most Wanted!